“El pescado es una de las fuentes de proteína más saludables que podemos incluir en nuestra dieta, y forma parte esencial de la Dieta Mediterránea y de nuestra amplia cultura gastronómica.

Durante el confinamiento provocado por la pandemia de COVID-19, tanto las pescaderías como las empresas pesqueras han estado cerca de los consumidores, ayudándoles a poder seguir comprando este alimento incluso en los momentos más duros. Para ello han desarrollado canales hasta ahora poco usados, como la venta por teléfono y online.

Un buen ejemplo es el de la empresa Balfegó, especializada en pesca, acuicultura y comercio de atún rojo, que puso en marcha su tienda online en plena crisis del COVID-19 para acercar a los particulares de todo el territorio nacional su atún rojo, que desde sus orígenes destaca por contar con un sello de sostenibilidad, trazabilidad y garantía alimentaria y sanitaria.

Respecto a la trazabilidad, hay que destacar que Balfegó cuenta con un proceso pionero en el mundo que permite identificar y acreditar de manera individual cada uno de sus atunes y de sus partes. Además, sus clientes también pueden obtener certificados de calidad, análisis microbiológicos y porcentaje de grasa de los productos adquiridos y el consumidor final puede conocer el recorrido que ha hecho el atún desde el mar hasta su consumo.

Este sistema, además de ofrecer las máximas garantías respecto a la calidad, permite certificar que los atunes se han pescado según la nomativa que garantiza la continuidad de la especie, respetando las cuotas que establecen los organismos internacionales competentes.

Ahora, en la fase de vuelta a la normalidad, y tras una exitosa campaña de pesca, vuelve reforzada y renovada al mercado tras aprovechar la fase de confinamiento para madurar diversos proyectos de modernización y mejoras tanto en la parte comercial como en la sostenibilidad y en el ámbito digital. Así, además de consolidar la mencionada tienda online, Balfegó tiene previsto el lanzamiento de una app para pedidos inmediatos que es, además, un canal de comunicación bidireccional con sus clientes, y la modernización de su catálogo de producto, digital, versátil y con mayor contenido.

En cuanto a las mejoras relacionadas con la sostenibilidad, destaca la renovación de su empaquetado, sustituyendo el porexpan actual por un material más sostenible como es el cartón.

 

Además, otro objetivo es unificar las Jornadas del Atún Rojo en todo el territorio nacional, que este año tendrán lugar del 10 al 26 de julio en los mejores restaurantes de diversas ciudades y localidades de toda España.

Para presentar todas las iniciativas de esta nueva etapa, a sus clientes y a todo el mundo de la restauración, Balfegó organizó un evento gastronómico en la terraza del restaurante Pedro Larumbe, de Madrid, que reunió a grandes figuras y protagonistas de nuestra cocina. La presentación incluyó el Kaitai –corte tradicional japonés– de un atún rojo de 200 kilogramos, que fue realizado por el maestro nipón Nobuyuki Tajiri, y contó con los comentarios gastronómicos de los chefs Mario Sandoval (Coque **), Ricardo Sanz (Grupo Kabuki ****) y Ekaitz Apraiz, chef y gerente de Tunateca Balfegó.

Hace ya años que Balfegó se decantó por la gastronomía como la mejor opción para acercar su producto a las mesas de los consumidores españoles. Algunos de los eventos organizados por la empresa en torno a esta valorada especie son el Concurso Internacional de Cocina Profesional ‘Chef Balfegó’, que premia y reconoce a los cocineros que mejor trabajan y preparan atún rojo; el innovador espacio gastronómico Tunateca, o las mencionadas Jornadas Gastronómicas.

 

Cómo lograr un atún de la más alta calidad

Balfegó, fundada en los años 80 por Manel y Pere, primos hermanos, la quinta generación de una gran familia de pescadores de L’Ametlla de Mar (Tarragona), se ha convertido en la compañía líder mundial en captura, pesca, estudio, comercialización y divulgación del atún rojo.

Los atunes salvajes Balfegó viven en piscinas frente a la costa de L’Ametlla de Mar (Tarragona) durante un máximo de un año y son alimentados exclusivamente con pescado salvaje. Su afán por alcanzar la excelencia de su producto los ha llevado a ser la única empresa del mundo que extrae los atunes del mar en su punto óptimo de grasa, bajo demanda de los clientes. El método de extracción que emplea Balfegó, mayor exportador de atún rojo en todo el mundo, garantiza un producto libre de estrés y proporciona un atún de un valor gastronómico excelente, presente en los mejores restaurantes del planeta.”

 

Fuente: https://www.revistaalimentaria.es/consumidora/comer-pescado-sostenible-y-de-calidad-nunca-fue-tan-facil