Los asistentes disfrutaron de una cena elaborada por la Tunateca y una selección de vinos y cavas

El Tuna Tour vivió una de sus noches más especiales. Los 50 asistentes (lleno absoluto) pudieron disfrutar de una noche mágica, en el que era el estreno del Tuna Tour Sunset, la nueva propuesta turística de Balfegó que marida música en directo, vino y gastronomía de atún rojo en altamar.

El grupo para dar el pistoletazo de salida fue Sommeliers, ganadores del premio Miquel Martí i Pol de 2018. Las cinco músicas – cuatro instrumentistas de formación clásica (violín, clarinete, cello y piano) y una solista vocal en tempo moderno – deleitaron al público con un repertorio de música moderna con instrumentación y acompañamiento clásicos unidas a una voz al más puro estilo jazz.

La jornada empezó con un paseo hasta las piscinas de Balfegó. Allá los atunes salieron para saludar a los asistentes, dando a conocer esta actividad turística que permite bañarse con ellos, bien haciendo diving o snorkel. Después, el catamarán puso rumbo a la costa de L’Ametlla de Mar bordeando sus maravillosas calas.

Fue en la Cala de l’Agila donde el barco fondeó y empezó la cena ofrecida por la Tunateca Balfegó, el primer espacio gastronómico del mundo dedicado al atún rojo. Uramakis, chumakis, futomakis, ozisushi, tartares y nigiris, todos ellos marida­dos con una selección de vinos y cavas elegidos para la ocasión.

Hacia las 22h, iluminados por las luces del catamarán y acompañados por la solemnidad del mar, empezó el concierto, que levantó en varias ocasiones al público de sus asientos y propició múltiples aplausos en cada una de sus interpretaciones.

Una vez terminado el concierto, llegó el momento de las fotos, con accesorios propios de los años 20 y con la enorme felicidad de haber vivido, haciendo justicia al lema de Tuna Tour, ‘una de las mejores experiencias’ de sus vidas.